¿Problemas para dormir? Los trastornos del sueño podrían poner en riesgo tu salud

Al menos un día a la semana Cora batalla para conciliar el sueño. Hay ocasiones en que sufre insomnio hasta por cinco días. Casi siempre ocurre en la noche del domingo. El reloj avanza, llega la madrugada del día siguiente y Cora sigue despierta.

“Todo empieza cuando cierro los ojos y trato de dormir. No puedo. Empiezo a dar de vueltas en la cama y, aunque sé que no debo, pienso mucho en mis pendientes”, dice Cora, de 30 años, quien trabaja como editora en un portal de noticias. “A veces, cuando estoy más ansiosa, de plano empiezo a cuestionarme absolutamente todas las decisiones que he tomado en mi vida y pues menos puedo dormir. Cuando me doy cuenta, ya pasó una hora u hora y media atormentándome con los ojos cerrados y a oscuras”.

Para intentar dormirse Cora hace ejercicios de respiración, se pone a leer o ve videos relajantes. Cuando nada de eso funciona, sube stories a su Instagram para burlarse de la situación.

En las peores noches de insomnio logra conciliar el sueño hasta las seis de la mañana, una hora antes de despertar para ir al trabajo. Así, lo que inició como una mala noche acaba convirtiéndose en un día horrendo.

via GIPHY

En México más de 20 millones de personas padecen insomnio, según datos de la última Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut), de 2016.

“Si acumulamos las cifras anteriores a la cantidad de mexicanos que está experimentando una severa restricción del tiempo de sueño, es realmente alarmante y constituye una grave epidemia que debemos reconocer y empezar a resolver”, aseguró Javier Velázquez Moctezuma, director de la Clínica de Trastornos de Sueño de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), en una nota publicada por el periódico Excélsior.

En conjunto, los trastornos de sueño aquejan a 45% de los mexicanos, de acuerdo con información de la Clínica de Trastornos del Sueño de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Es decir, unos 60 millones de mexicanos tiene dificultades para descansar bien. ¿En qué se traduce eso? Falta de concentración, mal humor, ansiedad, depresión, obesidad, baja productividad y una larga lista de padecimientos relacionados de forma directa e indirecta con la falta de sueño.

via GIPHY

Los trastornos del sueño más comunes son los siguientes:

Insomnio

Es la dificultad para conciliar el sueño o para permanecer dormido. Los episodios pueden aparecer y desaparecer, durar entre 2 y 3 semanas (a corto plazo) o ser duraderos (crónicos).

Hipersomnio

Es una afección en la cual las personas tienen demasiado sueño y cansancio durante el día. El hipersomnio también puede incluir situaciones en las que la persona necesita dormir demasiado.

El hipersomnio suele deberse a otras afecciones, pero también a problemas neurológicos. Algunas de las causas más comunes son fibromialgia o bajo funcionamiento de la tiroides, mononucleosis infecciosa, narcolepsia, obesidad (especialmente si causa apnea obstructiva del sueño).

Apnea del sueño

Cuando dormimos, todos los músculos del cuerpo se relajan. Incluso los que ayudan a mantener la garganta abierta para que el aire pueda pasar hacia los pulmones.

El ronquido fuerte es un síntoma de la apnea del sueño. El ronquido es causado por el aire que pasa a través de la vía respiratoria estrecha o bloqueada.

No todas las personas que roncan sufren apnea del sueño.

Problemas con el ritmo del sueño

Ocurre cuando no mantenemos un horario constante de sueño y de vigilia, suele suceder cuando hacemos viajes a lugares con diferentes husos horarios, por trabajar en turnos rotativos o al laborar por las noches.

Los trastornos más comunes relacionados con el ritmo del sueño son:

  • Pérdida del ciclo circadiano (muy común en las personas que trabajan en turnos rotativos o de noche).
  • Síndrome del desfase horario (o jet lag).
  • Insomnio paradójico (la persona realmente duerme una cantidad de tiempo distinta a la que cree).
  • Fase de sueño retrasada, cuando nos vamos a dormir muy tarde en la noche y dormimos hasta el mediodía.
  • Fase de sueño avanzada, cuando dormimos desde muy temprano y despertamos de madrugada (más común en adultos mayores de 60 años).

Parasomnio

Son todas las conductas anormales durante el sueño. Las más comunes son terrores nocturnos, sonambulismo y el trastorno de comportamiento asociado a la etapa del sueño MOR (cuando las personas se mueven durante el sueño de movimientos oculares rápidos y pueden representar sueños).

Algunos dicen que es cuando "se te sube el muerto". En realidad es cuando empiezas a moverte y tu cerebro trata de despertarte para que no te hagas daño mientras duermes.

¿Has sufrido alguno o varios de los síntomas mencionados? Acude con un especialista.

Tener un sueño reparador no es una frivolidad y mucho menos un lujo. Dormir mal puede ser el comienzo de problemas graves de salud.

Comentarios