5 elementos básicos para crear la habitación de tus sueños

Después de un largo día de trabajo, no hay nada mejor que volver a casa… Abrir la puerta y encontrar un espacio reconfortante hace que cada jornada valga la pena.

Tu casa muestra mucho de ti, de lo que te gusta y hasta de tus creencias. Por eso, cada objeto que pones en ella, así como dónde y cómo lo acomodas, es tan importante.

La sala, el comedor, tu cocina, la terraza, pasillo o jardín, tu estudio (si tienes uno), hasta el baño... Cada espacio tiene su encanto. Sin embargo, hay un lugar clave: tu recámara.

En este espacio pasarás hasta el 30% de tu vida, o más. Allí duermes, pasas tiempo contigo mismo o con tu pareja, hijos o mascotas. También ves televisión o películas, lees tus libros favoritos o las noticias de la mañana, revisas correos electrónicos y a veces también es tu oficina. Por eso, debe ser un espacio donde te sientas bien.

A continuación, te mostraremos los cinco elementos clave que harán de tu habitación un oasis de relajación y armonía perfecta.

Tu cama: la protagonista

Cada día pasarás ahí unas siete horas en promedio. Por eso, ésta debe ser muy cómoda, brindarte el soporte adecuado y tener la temperatura adecuada para que puedas relajarte sin importar que haga frío o calor. Dormir y descansar bien te ayuda a ser más productivo.

Cuando despiertas de buenas das el primer paso para disfrutar del día y mostrar la mejor versión de ti.

Elegir el mejor colchón es clave para conseguir un descanso reparador. En el mercado hay muchísimas opciones, tantas, que en ocasiones termina siendo la compra más difícil.

En las tiendas puedes encontrar colchones muy baratos, pero de mala calidad; otros a precios muy elevados, que en ocasiones no cumplen nada de lo que prometen y, por supuesto, colchones excelentes pero a precios inaccesibles, algo difícil cuando acabas de mudarte a tu nueva casa. ¿Existe el justo medio entre un gran colchón y un precio justo? Sí: Luuna.

alt

¿Por qué es el mejor colchón? Luuna es la única compañía que utiliza espumas con certificación internacional CertiPUR-US y OEKO-TEX Standard 100, las más altas a nivel internacional. Además, sus espumas son de alta densidad, lo que se traduce en mayor durabilidad y resistencia. Es decir, más años de descanso perfecto a un precio honesto.

La ropa de cama también juega un papel importante.

Vale la pena invertir en unas buenas sábanas, almohadas, cobertor y duvet. Es recomendable que sus exteriores sean de fibras naturales, para garantizar que se mantengan frescos en verano, pero te brinden la calidez que necesitas en invierno.

Si eres minimalista, seguro no querrás tener más que las cosas que realmente utilizas, pero si eres fanático de la decoración, seguro querrás tener varios cojines de diferentes colores para crear una atmósfera única. Eso sólo depende de ti :)

Recuerda que a quien le debe gustar la habitación, es a ti. No hay un estilo que sea mejor que otro.

alt

Iluminación: busca el balance

Tu habitación debe ser un espacio agradable que invite a relajarte durante la noche, pero que te llene de energía cuando despiertas.

La luz cálida es ideal porque ofrece una sensación acogedora. Si te gusta leer o trabajar en la cama, es bueno que haya suficiente iluminación para que no fuerces la vista.

Colocar un par de lámparas a los costados de tu cama es una buena idea. Además, no tendrás que levantarte de la cama para encontrar el apagador o tener un control remoto al lado para apagarlas.

Es recomendable que tus cortinas tengan dos capas, una ligera que deje pasar la luz, pero mantenga tu privacidad y una gruesa que no deje pasar la luz por las noches. Durante el día, es recomendable que tus cortinas permitan pasar la luz natural, eso te ayudará a despertar más fácil, sobre todo si trabajas en casa o si te cuesta mucho levantarte.

alt

Orden: el principio de un hogar

No sirve de nada que tengas el mejor mobiliario, accesorios, o la mejor cama, si en tu habitación reina el caos.

Es cierto que pocos tenemos tiempo para limpiar y acomodar cada cosa todos los días. Si te cuesta el orden, es mejor que no tengas demasiados accesorios o cosas pequeñas. Si lo tuyo es la perfección total, esto no te costará. Sin embargo, en ambos casos es recomendable tener baúles o cajones en los que puedas guardar cosas de manera rápida y eficiente.

Puedes acomodar las cosas por colores, según tu ritual de arreglo por las mañanas o pensando en qué cosas utilizas diariamente y cuáles de manera esporádica.

Tener un buen armario es de gran ayuda. Así podrás tener toda tu ropa ordenada y acomodar tus productos de cuidado personal en un mismo sitio.

alt

El suelo: otro detalle importante

Sobre el piso, si lo tuyo es la practicidad, lo mejor es que busques pisos de bajo mantenimiento y tapetes fáciles de lavar. Las alfombras son buenas y cómodas, pero requieren muchos cuidados y si tienes poco tiempo, es probable que por el polvo atraigan ácaros.

Los pisos de madera son mis favoritos, pero requieren cuidados especiales y pueden ser costosos. Quizá si tu presupuesto es limitado, conviene colocar losetas. Hoy, es posible conseguir modelos muy atractivos acorde a la personalidad de cada quien.

alt

Un par de sofás cómodos

Si el tamaño de tu habitación lo permite, no está de más tener uno o dos sillones individuales para leer. Puedes colocarlos cerca de la ventana para leer o platicar a gusto, sin necesidad de luz adicional.

También se vale tener un escritorio y una silla cómoda. Muchos solemos trabajar en casa y en ocasiones la habitación es el único espacio donde se puede trabajar en silencio y armonía. Puedes encontrar buenas opciones a muy buen precio comprando en línea o en tiendas departamentales. Aunque si lo tuyo son las antigüedades, no está de más echar un ojo en una venta de garage o en los mercados ambulantes de antigüedades. Todo depende de tu estilo y presupuesto :)

alt

Comentarios