5 consejos para adaptarte mejor al horario de verano

Cada año es lo mismo. Con la llegada de abril hay que adelantar una hora el reloj debido al horario de verano. “Nos roban” una hora de sueño que nos regresan a finales de octubre.

Antes no había memes, pero sí comentarios en la radio, la televisión, con los vecinos, en el taxi. “Qué tal el horario de verano. Esos canijos nos roban una hora de sueño y luego quién nos la regresa”.

alt

Sea como sea, nuestro ritmo circadiano paga los platos rotos y ahí estamos como muertos vivientes camino al trabajo o sin sueño a altas horas de la noche. Es normal. Adaptarse al nuevo horario toma tiempo.

Algunos dicen que nos tomará 21 días, otros que 60. El mito de los 21 días, muy popularizado en internet, proviene de la investigación de Maxwell Maltz, un cirujano plástico que en los 60 publicó el libro Psycho-Cybernetics, basado en la observación de los pacientes a los que les realizaba amputaciones. Éstos tardaban, según su análisis, 21 días en adaptarse al cambio.

via GIPHY

Casi 4 décadas más tarde –en 2009–, Pillippa Lally, psicóloga e investigadora en University College London, en el Reino Unido, encontró que lo más común es adaptarse a una nueva rutina o hábito tras 66 días.

Es probable que te esperen dos meses difíciles. Por eso, te compartimos algunos tips para que la adaptación sea menos dolorosa.

1. Adáptate al cambio un día a la vez

Si comienzas a dormirte más temprano, no sacrificarás tu hora de sueño robada. A tu cuerpo le tomará algunos días. Por eso, lo mejor es que cada día intentes conciliar el sueño 15 minutos antes de lo que acostumbras.

Hacerlo de golpe no solo será más difícil, también hará que al día siguiente te cueste mucho despertar.

2. Bájale al azúcar

Si te gusta ir por tus plátanos fritos con lechera o por un chocoflán en la noche, es mejor que no lo hagas.

De hecho, si crees que beber un té con miel antes de dormir es una buena idea para relajarte, mejor piénsalo dos veces.

Los alimentos azucarados, pero especialmente las bebidas azucaradas, hará que conciliar el sueño sea más difícil durante los primeros días del cambio de horario.

Tómate el té, pero igual mejor sin miel los primeros días; o cámbialo por una ducha tibia.

via GIPHY

3. Dile adiós a tu siesta vespertina

¿Eres de los que acostumbra tomar una siesta de media hora por las tardes? Probablemente con el cambio de horario, al final del día no te sientas lo suficientemente cansado para dormir.

Si no puedes vivir sin tu siesta vespertina, te tenemos una buena noticia. Si ésta dura máximo 20 minutos, será benéfico para tu salud; ya que este tiempo no interfiere con el estado de alerta, debido a que en este periodo no llegarás a la etapa REM del sueño.

via GIPHY

4. No te vayas a dormir sin cenar

Aunque no tengas hambre, trata de cenar siempre. Lo ideal es que sea la comida más ligera que hagas en el día, especialmente los primeros días del cambio de horario.

Evita alimentos con azúcar y procura cenar al menos dos horas antes de irte a dormir.

via GIPHY

5. No tomes café por la tarde

A veces necesitamos un empujoncito para terminar el día con energía. No decimos que dejes de tomar tu café vespertino, pero procura que no sea más allá de las 5 pm. De esta forma, tu cuerpo tendrá tiempo de digerir la cafeína para que no interfiera con tu ciclo de sueño.

via GIPHY

Tip extra:

Tu cama es fundamental para ayudarte a disfrutar de la máxima calidad de sueño. En época de calor es necesario dormir en un colchón que se mantenga fresco y complementarlo con sábanas de fibras naturales, preferentemente de algodón. De este modo, no despertarás durante la noche y despertarás mucho más descansado.

Es cierto que nuestro cuerpo necesitará un tiempo para acostumbrarse. Sin embargo, el lado bueno del horario de verano es que disfrutar de más horas de luz ayuda a reducir el estrés y a absorber mejor el calcio, vital para nuestros huesos y dientes.

Seguramente estos tips harán que los 66 días de adaptación se reduzcan o sean más fáciles de sobrellevar :)

via GIPHY

Foto de portada: Álvaro Martínez

Comentarios