10 razones por las que no tienes un Colchón Luuna... Todavía

1.Crees que no necesitas un nuevo colchón

Saber cuándo necesitas comprar un nuevo colchón puede ser algo muy difícil.

Tus padres seguramente duermen en el mismo colchón que les dieron como regalo de boda. Es decir, creciste con la idea de que si ya tienes un colchón, no necesitas otro en muuuucho tiempo, sin importar que los resortes te piquen las costillas, haya un hueco enorme en la zona en la que duermes y lleve como 20 vueltas para que "el desgaste sea menor".

alt

Además, hay un montón de productos en el mercado para ayudarte a dormir mejor: almohadas ortopédicas, aromaterapia (hace poco vi en el súper unos muñequitos con semillas que calientas en el microondas y liberan un aroma relajante para ayudarte en las noches de insomnio), cojines, más almohadas, nuevas sábanas, etc… Obvio crees que no necesitas un nuevo colchón.

Acéptalo, cambiarlo hará tus noches más placenteras y, creéme, también ayudará a que tus días sean mejores.

2. Compraste un colchón hace poco

Alejandro, uno de nuestros clientes, compró un colchón hace tres años, poco después de casarse. Hizo lo que todo el mundo hace: visitó muchas tiendas y después de probar decenas de colchones, creyó que había encontrado el indicado…

alt

No fue así: todos los días él y su esposa despertaban cansados y con dolor de espalda. La peor parte es que habían pagado muchos miles de pesos por ese colchón y no era viable comprar otro: había nacido su bebé… Demasiados gastos encima y menos probabilidades de comprar un colchón.

Meses después, Alejandro empezó a ver que varios amigos suyos habían comprado un colchón Luuna, una empresa que prometía que si después de 30 noches de plano no te gustaba, te regresaba tu dinero.

Alejandro les preguntó a sus amigos si lo habían probado antes de comprar y ellos le dijeron que no, que simplemente lo habían pedido en internet, les había llegado en una caja en un par de días y lo instalaron en menos de 10 minutos.

A Alejandro le pareció muy raro comprar un colchón sin probarlo, pero confió en las recomendaciones de sus amigos y lo motivó mucho que se tratara de una empresa mexicana, que llevaba menos de dos años operando (en ese entonces), ya que él se dedica a ser abogado para emprendedores en temas de propiedad intelectual.

Al final, quedó tan contento, que hasta nos hizo este video contando su experiencia. El gasto valió la pena y él y su familia duermen felices.

NOTA:
Ninguna empresa cumple esta promesa como Luuna. En serio, lean las letras chiquitas y las devoluciones parciales de otras compañías.
¿Qué puedes concluir de esto? Primero: probar en un colchón en una tienda no es lo mismo que probarlo en tu casa. Segundo: no tienes que quedarte con un colchón que no te gusta y no te ayuda a descansar solo porque ya lo pagaste y tienes que quedártelo por lo menos 10 años.

3. No confías en los colchones de espuma

Seguro te preguntas por qué un colchón de 24 centímetros de alto y hecho totalmente de espumas, puede ser mejor que un colchón de resortes de 40 centímetros de alto o más, que pesa más de 40 kilos (por lo que debe moverse entre dos personas) y en ocasiones no pasa por la escalera de tu casa, pero tiene una cubierta esponjosa y una marca que lleva décadas fabricando colchones.

alt

Quizá también crees que comprar un buen colchón te costará una millonada. En Luuna, uno de nuestros objetivos principales era ofrecer un colchón premium de la máxima calidad, a un precio honesto. Además, siempre ofrecemos hasta 12 meses sin intereses con todas las tarjetas de crédito bancarias.

Comprendemos tus dudas. Lo más probable hayas dormido toda la vida en colchones de resortes y te preguntes: “¿por qué cambiar?”.

Te daré un ejemplo: seguramente para ti resulta natural usar un smartphone y tener al alcance de tu mano un teléfono, mensajearte en WhatsApp, tomar tus fotos y compartirlas en redes sociales, ver Netflix en lugar de ir a rentar una película.

Antes no era así. Es decir, las cosas no tienen que mantenerse iguales. Gracias a la tecnología, hoy tenemos muchísimas cosas que antes no existían, pero han hecho nuestra vida más fácil.

Así es con Luuna. Nos dimos a la tarea de simplificar todo para ti. En unos cuantos clics puedes comprar un colchón. Lo llevamos a tu casa en menos de 5 días y no tienes que pagar nada por el envío (en México). De hecho, en la Ciudad de México y en Guadalajara te entregamos el mismo día. En menos de 10 minutos puedes instalar tú mismo el colchón. Además, tienes 30 noches para decidir si te quedas o no con el colchón y 10 años de garantía total por cualquier defecto en los materiales.

4. Te preocupa no poder probar el colchón antes de comprarlo

No importa cuántas reseñas revises en internet, cuántos blogs de “colchones de resortes vs. colchones de espumas” leas o cuántas tiendas de colchones visites: la mejor forma de probar un colchón es durmiendo en él por lo menos dos semanas.

Pero si te gustan las reseñas, en Luuna tenemos más de 2,000, en YouTube varios de nuestros clientes han compartido su historia y en Amazon puedes leer lo que han dicho quienes nos han probado.

alt

Pero lo mejor es que lo pruebes por ti mismo: tienes 30 noches para darnos tu veredicto final.

5. Te preocupa el tiempo de entrega

Todos tenemos vidas ajetreadas, esperarar que te llegue un colchón seguramente no es una opción.
En Luuna haremos que tu colchón llegue lo más rápido posible. No van a pasar más de 5 días para que tu colchón esté en casa.

alt

Además, el envío de todos los productos Luuna es gratis en todo México y son monitoreados por nuestro equipo.
Si vives en la Ciudad de México, incluso puedes elegir la fecha y horario de entrega de tu preferencia. Los horarios de entrega tienen una ventana de tiempo de dos horas y comienzan a las 8 de la mañana y terminan a las 9 de la noche.

Incluso nos puedes decir que no sirve el timbre, te marcaremos por teléfono para avisarte que ya vamos para allá, por lo menos media hora antes.

6. Desconfías qué tanto puede durar un colchón Luuna y de la garantía de 10 años que ofrecemos

Es cierto, Luuna apenas lleva dos años en el mercado, pero nuestros proveedores llevan décadas en la industria, fabricando espumas de la más alta calidad con certificación internacional Certi-PUR US, la más alta a nivel internacional.

alt

Por eso, sabemos que un Luuna puede durar mucho más de 10 años.

Sin embargo, en caso de que tengas cualquier problema, nosotros nos encargaremos de todo, incluso de cambiar tu colchón por uno nuevo, si se trata de algún defecto de fabricación.

Cuidado con las letras chiquitas de otras marcas:

  1. Te recomendarán que pruebes rotando el colchón... Nunca deberás rotar o girar tu colchón Luuna. Es perfecto como es.

  2. Te cobran por hacer válida la garantía o solo te reembolsan una parte proporcional al tiempo que llevas con el colchón. Es decir, si es de 10 años y llevas 5, solo te reembolsarán la mitad y deberás pagar el resto si quieres otro colchón... Nosotros no te cobraremos por lo que ya te prometimos desde el principio.

  3. Te recomendarán usar un protector de colchón para evitar que se dañe... Jamás haremos que compres cosas extras para mejorar tu experiencia con el colchón.

  4. Tu devolución en caso de que no te guste el colchón en su periodo de prueba será parcial...
    Nosotros te devolveremos el 100% de tu dinero. Queremos que aunque no te haya convencido Luuna, tu experiencia con nosotros sea la mejor.

7. Desconfías de comprar en internet

Luuna tiene el sello de confianza AMIPCI (Asociación Mexicana de Internet) que garantiza que somos una empresa legítima, legalmente constituida, que cuenta con las garantías para operar.

alt

Además, utilizamos la mejor plataforma de procesamiento de pagos, todos los datos de tu tarjeta son encriptados y no ningún tercero tendrá acceso a ellos.

Empresas como Amazon, Uber y Spotify utilizan el mismo procesador de pagos que nosotros.

Y de hecho, si llegaras a tener cualquier problema, te apoyaremos con toda la información necesaria para hacer aclaraciones con tu banco.

Ellos no tuvieron ningún problema:

alt

alt

8. Ya has visto muchas opciones de colchones en caja y no sabes cuál es mejor

En México, Luuna fue la primera empresa en ofrecer colchones en caja. Hoy, varias marcas se han sumado a la tendencia.

alt

Sin embargo, es importante que como usuario revises las reseñas. En el caso de Luuna tenemos casi 3,000 reseñas, con 4.7 de calificación de una escala de 5.

Somos los únicos que trabajamos con espumas y textiles certificados (Certi-PUR US/ OEKO-Tex Standard 100), las más altas a nivel mundial.

Nuestros materiales son antialérgicos, seguros para tu familia y no permiten que se alojen los ácaros.

Te recomendamos leer las políticas y excepciones (letras chiquitas) de otras empresas.

La decisión final es tuya y esperamos que sea la mejor.

9. Piensas que será muy difícil devolver el colchón si por cualquier razón no te gusta

Luuna surgió porque estábamos hartos de las letras chiquitas al comprar un colchón. William, uno de los fundadores de Luuna, tuvo que quedarse con un colchón dañado porque no pasaba por las escaleras y tuvieron que doblarlo.

alt

No queremos que pases por lo mismo. Si el colchón Luuna no te gusta después de 30 noches de prueba, no tienes que quedártelo, solo llámanos al (55) 4164 0533, escríbenos por el chat a través de https://luuna.mx o escríbenos un correo a hola@luuna.mx y nosotros nos encargaremos de todo: recolectaremos tu colchón y te haremos el reembolso TOTAL.

10. Porque aún tienes dudas por resolver

No importa. Entendemos que no vas a creer todo lo que dice internet o que quizá tengas más preguntas. No te preocupes: puedes chatear con nosotros en https://luuna.mx todos los días de 8 AM a 11 PM o llamarnos al (55)4164-0533. Seguro esta vez sí te animarás.

alt

Comentarios